CURRICULUM Anterior: El Proceso Enseñanza-Aprendizaje
Superior: Enfoque Docente
Siguiente: Metodología

Fines Educativos

El profesor, antes de ponerse a enseñar, debe tener claro cuales son los fines que persigue en el proceso. Existe una taxonomía clásica sobre los fines y objetivos educativos [BLOOM79]. Pese a ser una referencia antigua (la primera edición surge en 1956), aún es vigente y continúa siendo punto de partida en muchos proyectos docentes ([HERNANDEZ89], [TOJAR97], [SAHELICES94], [SIMON96], [VACA98]). Esta taxonomía divide los fines docentes en 6 apartados:

1.
Conocimientos: Aspectos de información que se deben tener.
2.
Comprensión: Capacidad de entender la información.
3.
Aplicación: Capacidad de trasladar los planteamientos teóricos (principios) a situaciones concretas y reales.
4.
Análisis: Capacidad para descomponer un conjunto de información en sus partes o aspectos.
5.
Síntesis: Capacidad para componer, con elementos y partes, un todo o conjunto de información.
6.
Evaluación crítica: Juicios sobre el valor del material y de los procedimientos utilizados.

Vemos que aparece aquí un doble aspecto: informativo (adquisición de conocimientos) y formativo (desarrollo de habilidades para razonar y criticar). En nuestro caso particular, no podemos renunciar a ninguno de los dos aspectos. El plano informativo es fundamental ya que se trata de asignaturas que pertenecen a áreas de conocimiento distantes del carácter profesional de las titulaciones en que se imparten y por lo tanto el aspecto divulgativo es básico. El plano formativo es irrenunciable en la formación universitaria, especialmente en carreras técnicas y más aún en los primeros cursos de las mismas.

Por lo tanto fijamos esos 6 fines educativos como la referencia que debe guiar nuestra metodología didáctica y el trabajo de evaluación.


next up previous contents